sábado, 1 de marzo de 2014

Sopa de Gato con Tagarninas


"Que no te den gato por liebre, ni tampoco con los duelos y quebrantos"

Miguel de Cervantes



De Cádiz y de Écija (Sevilla)





INGREDIENTES

Un Tomate maduro

Una Cebolla

Un Pimiento verde

Cuatro dientes de Ajos

200 gr. aproximadamente de Espárragos verdes.

200 gr. de Tagarninas

Aceite de Oliva Virgen Extra

Pan asentao del día anterior.

Un Huevo por persona

Caldo de Pollo

Sal

ELABORACIÓN

Picar los Ajos, la Cebolla y el Pimiento verde.

Pelamos los Tomates, quitamos las pepitas y picamos o troceamos, como más nos guste.


En cazuela de barro y en el Aceite de Oliva sofreímos el Ajo, el Pimiento, la Cebolla y el Tomate. Añadimos los Espárragos y las Tagarninas cortados en trozos y sofreímos junto a las verduras a fuego suave hasta que todo quede tierno.


Luego colocamos las láminas de pan y cubrimos con el caldo de pollo.

Dejamos hervir unos minutos, tapando la cazuela; posteriormente rompemos los huevos sobre la sopa, removemos  y dejamos que cuajen.


Punto de Sal y a comer se ha dicho.




OBSERVACIONES

Variantes a la sopa de gato; con Pimentón, Almejas, Hierbabuena, Queso rallado.

Algo de Historia:

Dionisio Pérez sitúa el origen de estas sopas en tierras gaditanas. En el siglo XVI la ciudad de Cádiz es asediada por continuos ataques piratas y saqueos continuos, esta situación hizo que el hambre y la imaginación de la cocina de la zona hiciera invención de este plato de sopas con ingredientes de pan y ajo. 

Esta sopa a medida que se divulgó por el territorio nacional al llegar al Madrid de la corte del siglo XVIII y XIX se transformó en las conocidas sopas de ajo que tan populares se hicieron en los cafés de tertulia de la época. La gran diferencia era el pimentón y los huevos que se hilaban casi enteros sobre la sopa. Los panes mojados mantenían su estructura y no eran diluidos como en las sopas de gatos.


Historia de la Gastronomía Española
Dionisio Pérez




No hay comentarios:

Publicar un comentario