sábado, 8 de junio de 2013

Patatas en Adobillo




" A hortelano tonto Patata gorda "

Dicho Popular



De Málaga






Hoy nos vamos para Málaga, aunque este plato también se tome en pueblos de la provincia de Jaén como Ándujar, Marmolejo y seguro que también se elabora en otras poblaciones de nuestra tierra.

Patatas que acompañadas de Chorizo y Huevos fritos alcanzan el culmen gastronómico. Plato de otra época donde la imaginación era mucho más sencilla que ahora, más simple y por lo tanto mucho más cercana a nuestro ambiente. 

Fantasía elaborada con los escasos productos que disponíamos (en comparación con los tiempos que corren), por eso tiene tanto valor el proceso creativo, por eso cuando se cocina con menos cantidad de ingredientes nos acercamos más a nuestras raíces gustativas.

Y no digo que no se incorporen ni degusten alimentos novedosos, nada de eso; cada cosa a su tiempo, lugar y proceso.

¿Os he contado el tiempo que tardó la papa en introducirse en nuestra mesa desde que arribara en Sevilla procedente de las indias...?

Nuestras raíces, los alimentos, frutos o viandas que han nutrido las generaciones que nos precedieron; hoy en día tan olvidadas y muchas veces repudiadas.

Y que me gusta el descubrir un nuevo plato; un plato que de tan sencillo que es me emocione y diga: 


¡Vaya sorpresa! 

¡Un adobo y unas patatas; tan sencillo y tan hondo a la vez...!



INGREDIENTES


Cuatro Patatas Medianas

Dos dientes de Ajo

Orégano

Pimentón Dulce

Comino en Grano

Pimienta Negra

Vinagre de Vino

Aceite de Oliva Virgen Extra

Una miga de Pan

Agua

Sal




ELABORACIÓN 


Cortamos primero las Patatas a rodajas, como si fuesen a lo pobre; es decir; ni muy finas ni muy gruesas.

Las freímos en aceite de Oliva,  fuego medio, a mi me gustan que queden pochas; absorben mejor el sabor.

Aparte se fríen los dientes de Ajos con poco Aceite, se sacan y al mortero, acompañados de un par de granos de Pimienta negra, los granos de Comino y lo majamos todo. 

Ahora le incorporamos la miga de Pan remojada en agua, elaborando una pasta suave. 

Seguidamente quemamos en el Aceite resultante de freír los Ajos, un poco de Pimentón y se le incorpora a la pasta.

Las Patatas las colocamos con cuidado en cacerola o sartén y le echamos por encima Orégano picado y por encima le ligamos la mezcla del majao con cuidadito. 

Seguramente tendremos que echarle un poco de Agua para aclararla un poco, las cocemos unos cinco minutos y apartamos .

 Dando el punto final con un chorreón de Vinagre.



OBSERVACIONES


Lo primero es cuidado con el Aceite, no nos pasemos en ello. Creo que es el secreto del plato, que no nos queden impregnadas las Patatas en exceso de grasa.

Luego cuidado que las Patatas no se rompan; yo aconsejaría no introducir ninguna espumadera mientras se cuecen en la salsa, sino menear la sartén o cacerola.

Por último el Vinagre; agregarlo cuando ya se hayan retirado del fuego las Patatas, es decir en frío.

Les va bien el ir acompañadas de Chorizo y Huevo frito, Espárragos trigueros y  Almendras molidas.



¿Te acuerdas de aquella copla
que escuchábamos aquel día
sin saber quien la cantaba
ni de que rincón salía?

Gloria de la Soleá
Rafael de León

1 comentario:

  1. Unas papas estupendas Ricardo, fáciles, deliciosas y una presentación buenísima.

    Así que con tu permiso me llevo el plato....

    Besos y buena tarde!!!!!!

    ResponderEliminar