jueves, 7 de febrero de 2013

Gustavo Doré en Granada


Las Orillas del Darro


Paul Gustavo Doré

(El viaje de Granada a Jaén)

Estrasburgo, 1832-París, 1883


 “ Su físico me irrita y me resulta desagradable: es un hombre fofo, de tez fresca y sonrosada, muy redonda como la luna o una linterna mágica: tiene un rostro de monaguillo, 
de niño eterno, al cual su trabajo fabuloso no ha conseguido borrar su exasperante 
aire de niño prodigio”




Edmond de Goncourt


Ni que decir tiene que siempre mantuve una fascinación especial por Gustavo Doré. 

Desde pequeño y salido de no sé donde me acompañó un libro de la Divina Comedia de Dante ilustrado por el maestro. Luego, años más tarde me hice con la edición ilustrada de D. Quijote de la Mancha. Recuerdo quedarme absorto viendo los dibujos de ángeles, bosques sombríos. Hechizado por su modo bucólico y atemporal de percibir los personajes y el paisaje.

En un viaje a Granada descubrí algunos de los dibujos de Doré sobre nuestra tierra. Investigué un poco sobre el tema y hallé un par de viajes que nuestro personaje realizara por Andalucía. Uno en 1862 y otro en 1871. En ambos viajes fue acompañado por el Barón Charles Davillier, investigador e hispanista.

Fruto de estos viajes saldría a la luz en 1874 su obra “L’ Espagne”, publicada en París, y que no es sino la crónica de sus viajes por España, obra en línea con la narrativa  romántica de su época, al igual que sus paisanos Theophile Gautier, Merimee, Víctor Hugo 

Estos grabados pertenecen a su primer viaje en 1862 que realizó como ya he dicho junto con el hispanista Charles Davillier desde Granada hasta Jaén. Os dejo un enlace de un maravilloso texto de D. Enrique Escobedo Molinos, donde se describen ampliamente los pormenores del viaje.






Alhambra



Balcones en Granada
Alhambra


                   
Gitana de Granada que Danza
                                   



         
Alhambra


Señoras de Granada escuchando música de los Enanos


Gitana en Granada



Gitanos en el Sacromonte



2 comentarios:

  1. Yo también los había apreciado en mi juventud y los había buscado en la biblioteca de mi padre. Me quedé con el nombre Gustavo Doré, pero no había indagado mas. Como no teníamos Google.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja. Es cierto lo que dices, ahora es mucho más fácil, todo se encuentra rápidamente. Gustavo Doré nos ha hecho escaparnos a muchos, nos ha aportado un mundo de ensueño. Digámos que nos ha facilitado la imaginación y fantasía.

    Buenas Noches Marcos
    Saludos Ricardo

    ResponderEliminar