sábado, 9 de febrero de 2013

Soldaditos de Pavía (Historia y Receta)




"A Pescado dormilón, se lo traga el tiburón"


Frase Popular


De Sevilla





¿La historia de los soldaditos de Pavía?


Nadie se pone de acuerdo; unos hablan de cierta tasca en la calle Tetuán de Madrid donde la frecuentaban soldados trajeados de amarillo. Uniforme que llevaban los Húsares de los tercios españoles que combatieron en la Batalla de Pavía en 1525 y que se mantuvo hasta bien entrado el siglo XIX .

Autores gastronómicos del prestigio de Néstor Luján mencionan que el nombre nada tiene que ver con la batalla, sino con los trajes de los Húsares.

 A finales del siglo XIX, en Sevilla y Madrid, se denominan "Soldaditos de Pavía" a unos pastelillos fritos que recuerdan por su aspecto y colores a la chaqueta el Regimiento de Húsares de Pavía. 

Y es que por fuerza hemos de trasladarnos desde 1718 hasta 1844 aproximadamente; donde manejamos datos de que el color amarillo azafrán imperaba en la chaqueta de paseo por las tabernas y entre los galanteos de nuestros celebres soldados.

 Y es en Sevilla y Madrid donde los pastelitos fritos de Bacalao adquieren tanta fama que hacen olvidar con el paso del tiempo el origen y la presencia del soldado .

Puede que por ahí vaya la cosa, lo cierto es que  a parte de soldados y batallas; recién fritos nuestros pescados rebozados son deliciosos.





INGREDIENTES





Medio Kilo de Bacalao.


Azafrán



Dos dientes de Ajos



Dos gramos de Comino



Una cucharada de Harina tamizada



Dos cucharadas de Vinagre



Sal



Un poco de Agua



Perejil Fresco



Aceite de Oliva Virgen Extra



Tres Claras de Huevo



Limón








ELABORACIÓN



Se puede comprar el Bacalao ya desalado; se corta longitudinalmente para luego cortar los trozos a la medida habitual.



Si lo compramos salado lo dejaremos en remojo 24 horas, cambiándole el agua 3 veces durante dicho tiempo de remojo.



Se hace un majao con el Azafrán, el Ajo y el Comino; se le añade la cucharada de Harina y se remueve muy bien.



En un recipiente aparte el cuarto de kilo de Harina tamizada, el Vinagre, la Sal, el Agua, el Perejil y por último la mezcla del majao. Se trabaja muy bien la masa, procurando que quede espesa. Se montan a punto de nieve las tres Claras de Huevo y se unen a la masa.



A continuación se bañan las tiras de Bacalao en la mezcla, dando juego con el movimiento de la mano, mientras sostenemos las tiras de Bacalao con los dedos; escurrimos bien en el borde del recipiente y freímos en abundante y caliente Aceite.



Papel de absorber y presentamos.





OBSERVACIONES



He procurado ser lo más fiel posible en la receta, es decir la más tradicional que he podido encontrar.



Me ha llamado la atención que también hay recetas que le incorporan a la mezcla un chorreón de Aguardiente.



 La recta más usual es la que conforma una masa para rebosarlos  con los siguientes ingredientes: Harina, Levadura, Aceite, Azafrán y una pizca de Sal. 



Se deja fermentar durante un par de horas y seguimos los pasos anteriormente citados.



Si vamos con prisa pues no escribo nada y en el supermercado seguro encontramos una buen preparado para rebozado.



Otra variante es que en vez de tiras de Bacalao se hace con Bacalao desmenuzado y desalado que incorporados directamente a la masa y se fríen dándole forma con una cuchara.








12 comentarios:

  1. Un típico súper típico pero siempre ideal. A mi me encanta para picar con los amigos, importante un pescado rico y un rebozado perfecto, como se ven los tuyos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Me fascinan los soldaditos. He intentado dejar un comentario antes pero no me ha permitido, no sé por qué.
    La conclusión era esa, que se ven perfectos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Si Amiga, muy importante el pescado, particularmente la merluza o el bacalao. Luego la fritura, ya sabes; aceite muy caliente y buen rebozado.

    Gracias, Ricardo

    ResponderEliminar
  4. Supongo Miss que es cuestión de la informática. De vez encuando nos hace pasar malas pasadas jejeje

    Besos Ricardo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Marcos, el bacalao de una manera u otra siempre ha estado presente en la cocina de cuaresma.

    Investigaré un poco.

    Saludos Ricardo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la receta. Espero hacerla en cuanto se desale el bacalao....pero, por favor, revisa los acentos y otros errores de escritura.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por avisar amigo/a vaya si lleva tiempo colgado.

    Lo escribiría en la cocina a toda pastilla y lo actualizaría sin repasarlo.

    En seguida me pongo en ello.

    Saludos Ricardo

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Buscaba una receta para hacer soldaditos de pavía y me topado con tu blog. Me ha encantado tu receta. La seguiré, a ver qué tal.
    ¡Ah! Y me ha cautivado la historia de la receta. Jamás pensé que tuviera una historia y me ha parecido preciosa.
    ¡Que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, a mí me encanta la historia creo que cada receta posee la suya propia, su señas de identidad, que muchas veces nos superan.
      Seguiremos trabajando y buscando curiosidades y recetas hermosas que nos hagan más fácil la vida...
      Gracias por estar.
      Ricardo.

      Eliminar
  9. Estaba intentando localizar la auténtica y original receta de los "Soldaditos de Pavía". La probaré. Espero que estén tan buenos como yo los recuerdos de mi niñez.
    Saludos y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  10. Mi madre, andaluza de Graná, los hacía con bacalao desmigao mezclado con harina, perejil, sal, comino, azafrán y harina con bicarbonato. Cogía la masa con cuchara sopera y la freía en aceite muy caliente. Hoy los he comido en La Taberna del Corcho, San Lorenzo de El Escorial. Buenísimos. Grandes.Con el bacalao en tiras. La receta me parece que es igual a la que aquí he visto. La guardo para ver si so capaz de hacerlos igual

    ResponderEliminar