viernes, 13 de abril de 2018

Leche de Pava con Orégano de Fuente Vaqueros



Madre, cuando yo me muera,
que se enteren los señores.
Pon telegramas azules
que vayan del Sur al Norte.
Siete gritos, siete sangres,
siete adormideras dobles
quebraron opacas lunas
en los oscuros salones.

Fco. García Lorca


Fuente Vaqueros (Granada)


Estuve solo una vez en Fuente Vaqueros, era yo joven y recorría con mochila al hombro la Vega de Granada. Como anécdota recuerdo algo muy gracioso que me sucedió en ese viaje. 

Saliendo Pinos Puentes hay una gasolinera, me dirigí a ella con la esperanza de que alguien me acercara a otro pueblecito donde en ese instante no había autobús. En la gasolinera había una pequeña tasca, hacia un calor horrible, deberían ser las dos de la tarde de un mes de julio. Por lo que me lancé como los locos a por una cerveza fresquita, el tabernero al verme llegar me obsequió generosamente con una tapa de sardina en arenque...
No se me olvidará nunca la cara del tabernero cuando percibió mi rostro de perplejidad ¡arenque en el mes de julio?
Me había confundido con otro tipo de transeúnte, sencillamente eso. Luego me proporcionó pasaje en un coche hacia mi destino. Ya en Fuente Vaqueros me dirijí a la casa natal de Federíco Garcia Lorca, me emocionó un viejo piano y la foto de Federíco tocando en él. El patio y su pozo blanco, glorias de nuestra tierra.

Vega de granada, agua de mucha calidad, verduras y frutales.

INGREDIENTES

Trozos pequeños de Calabaza fresca

Cebollas frescas

Patatas

Vinagre

Agua de la Vega 

Leche

Orégano

Aceite de Oliva Virgen Extra



ELABORACIÓN

Se pela la Calabaza y se trocea en pequeñas porciones

Se pelan las Patatas y se cortan como para tortilla.

Se pican las Cebollas, una vez peladas.

En la cacerola o cazuela de barro se calienta el Aceite. 

Se sofríe la Cebolla, junto a las Patatas y los trozos de Calabaza a fuego suave.

Una vez sofritas las Verduras las cubrimos de Agua y dejamos que se enternezca las Calabazas y las Patatas.

Se trituran las Verduras con la tourmix y se cuela todo pasándolo por un colador chino.

Debe quedar una Crema suave. Se le añade un poco de Leche  y se vuelve a colocar ya en la cazuela de barro. Tras un ligero hervor se deja que ligue la Leche, removiendo y se le espolvorea con Orégano fresco.

Punto de Sal y Pimienta blanca.

OBSERVACIONES

Muchas observaciones se me ocurren a este plato.

En primer lugar no utilicé agua tal como es el plato originario. Reemplazándola por Caldo de Pollo, ojalá dispusiera del buen Agua de la Vega para cocinar.


Suprimí el Vinagre, si ya lo sé que me cargaba la receta original.

En segundo lugar se puede utilizar Mantequilla o Aceite de Girasol en vez del Aceite de Oliva que es mas fuerte de sabor.

Es decir; las bases clásicas para una Crema; fondo de Patatas y Cebolla o Puerros. Esta vez le añadimos Calabaza y se blanquea con leche, se baña con Agua de la Vega y que para rematar el plato preferiría algo de Nata en vez de leche. 

El Orégano fresco que va de maravilla a la Calabaza y como condimentos algo de Pimienta blanca y si os gusta, aunque el Jengibre tampoco le iría nada mal, una pizca de él.

He decorado con daditos de calabaza cocidos, orégano y una ramita de tomillo que tenía por casa.

Saludos y Buen Provecho


No hay comentarios:

Publicar un comentario