sábado, 13 de junio de 2015

Potaje de Garbanzos con Tomillo de Arcos de la Frontera





"El Garbanzo en abril, ni nacido ni por cubrir"

                                                                                                                               Refrán Popular


De Arcos de la Frontera 

(Cádiz)





INGREDIENTES


500 gr. de Garbanzos lechosos

200 gr. de Cebolla

200 gr. de Zanahoria

200 gr, de Patatas

Dos Tomates maduros de gran tamaño

Un ramillete de Perejil

Un ramillete de Tomillo fresco

Cuatro o cinco dientes de Ajos (aprox,)

Dos Hojas de Laurel

Sal

Pimienta Negra

Pimentón molido (Opcional)

Azafrán (Opcional)


ELABORACIÓN





Comenzaríamos por seleccionar unos Garbanzos lechosos de categoría extra, ya que al ser el ingrediente principal deberíamos ser lo más exigente posible con el producto.

Pelamos la Cebolla y la Zanahoria rallándolas a continuación.

Pelamos los Tomates, escaldándolos en agua caliente anteriormente para poder retirar la piel fácilmente. Seguidamente los rallamos o picamos finamente, como más nos guste.

Ponemos a hervir los Garbanzos con Agua, añadiéndole una pastilla de Caldo de Ave.

En una sartén aparte sofreímos en Aceite de Oliva el Ajo picado,  la Cebolla, la Zanahoria y el Tomate rallado.

Una vez comiencen los Garbanzos a hervir y con cuidado de no romper el hervor le añadimos poco a poco el sofrito.

Le añadimos las patatas troceadas, preferiblemente partidas o desgarradas en vez de cortadas finamente a cuchillo, con objeto de que liguen en el caldo; el Laurel y Azafrán.

Dejamos que enternezcan los Garbanzos unas dos horas. (en olla exprés unos cuarenta minutos aproximadamente) y finalmente nos aseguramos que los Garbanzos se encuentren tiernos.

Hacemos un majao con los Ajos, el  Perejil y la pizca de Pimentón. Se lo añadimos al Potaje una vez ya tiernos los Garbanzos junto a las hojas de Tomillo, que habremos sacado del  ramillete fresco y le damos unos diez minutos más de cocción.

Punto de Sal y Pimienta.


OBSERVACIONES


He propuesto algunas variantes al plato original como el Azafrán, Pimentón, Caldo de Ave. Incluso algún Pollo, Gallina o trozo de Ternera no le irían del todo mal al plato. Ganaría en nutrientes e intensidad el Caldo. el secreto sin duda la conjugación entre la Legumbre, las verduras, la hierba fresca y aromática del monte. 

Hay quien no le incorpora los dientes de Ajo ni las Patatas, ya sabéis las consiguientes variantes que ofrece la zona.
En fin, cuestión de gustos.

Plato saludable, ligero y sencillo para los que suelen  entran con la etiqueta de Guisos o Potajes.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada