miércoles, 18 de septiembre de 2013

Lechuga Flamenca




Se dice que para hacer un buena ensalada 
hacen falta cuatro sabios;

"Un sabio Avaro para echar la sal, 
un sabio loco para echarle el vinagre, 
un sabio generoso para echarle el aceite 
y una mujer…. 
para echarle imaginación"


"De Sevilla"



Lechuga Flamenca, el nombre nos lo dice todo. 

Van pasando lo días y el verano nos va dejando progresivamente, las noches ya comienzan a refrescar, los platos calientes van apeteciendo y estas ensaladas que nos han acompañado durante este tiempo estival van dejando paso como plato único y se van acomodando como guarnición o simple acompañamiento de platos más suculentos.

Nos aferramos a los Gazpachos y demás sopas frías; no queremos perder el sabor a huerta y la frescura de la tierra. 

El invierno era antes muy difícil de combatir; las largas jornadas... la deficitaria calidad laboral, el trabajo puro y duro en el campo bajo la desnuda intemperie donde era necesario combatir el frío y los elementos a través del abrigo, alimento y la lumbre. 

Aprovechemos pues estos últimos instantes de este veranillo de San Miguel que llega, luego hablaremos de lo que ha de venir...

Saludos, Ricardo


INGREDIENTES


Seis cogollos de Lechugas

Ajo

Pimentón

Tomate

Alcaparras

Mostaza

Sal

Aceite de Oliva Virgen Extra

Vinagre de Vino

Huevo Duro

Anchoas 

Pimientos Morrones


ELABORACIÓN


Se cogen las partes más blancas de la Lechuga; se cortan cada una de ellas a lo largo en varios pedazos, colocándolas en agua fría.

En un almirez se machaca medio Ajo, un poquito de Pimentón, Tomate, Alcaparras, Mostaza y Sal.
Se añade el aceite y el vinagre en iguales cantidades y se remueve muy bien.

Se escurren las Lechugas y se colocan sobre una ensaladera, adornando cada pedazo con una tira de Pimiento morrón y Huevo duro, más un filete de Anchoas. 

Se rocía todo con la salsa fabricada en el almirez y se sirve, no sin antes esparcir un poco de perejil por encima.


Receta original del libro "La Cocina Andaluza" de Miguel Salcedo Hierro





OBSERVACIONES

Como curiosidad y dado que pocas observaciones puedo aportar relativas a este plato; salvo quizás destacar la importancia de la calidad de la Mostaza, que es pieza indiscutible en la salsa junto a las Alcaparras. Recordándome algunas especies de vinagretas clásicas.

Un poco de historia de la Lechuga:

El cultivo de la Lechuga comenzó hace 2.500 años. Era una verdura ya conocida por persas, griegos y romanos. Estos últimos tenían la costumbre de consumirla antes de acostarse después de una cena abundante para así poder conciliar mejor el sueño. En la Edad Media su consumo comenzó a descender, pero volvió a adquirir importancia durante el Renacimiento.
Las primeras Lechugas de las que se tiene referencia son las de hoja suelta, mientras que las variedades acogolladas no se conocieron en Europa hasta el siglo XVI. Dos siglos más tarde se obtuvieron numerosas variedades gracias a los estudios llevados a cabo por horticultores alemanes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada