domingo, 17 de marzo de 2013

Pebetes de Calabaza de Láujar de Andarax (Almería)





"No hay burro calvo ni calabaza con pelo"

Anónimo



De Láujar de Andarax 
(Almería)




Buen Domingo Gente.

Os dejo esta receta ricamente ilustrada que realizamos hace ya algunas semanas. Los Buñuelos de Calabazas, típicos por semana santa y más bien de nuestra  Andalucía Oriental. De connotaciones plenamente árabes, Alpujarreños. ¡Que de tiempo hace que no voy!

Ya me gustaría a mí recorrer con tiempo, como antaño hacía, las Apujarras y recopilar recetas y productos de tan bendito lugar. 

Me toca trabajar de tarde, no voy a negar que la cocina me relaja y potencia mi creatividad. Claro que no es un restaurante con doscientos comensales  eso sí que no relaja a nadie. Lo digo por experiencia. 

Pero... el placer de la cocina, ese placer que otorga el mirar, oler, tocar, saborear es una experiencia en el campo de lo artístico única, carece de comparación con la modalidad de otros recursos artísticos. 

Y al igual que para el pintor o el escultor es el estudio su campo de operaciones, para los cocineros nuestro estudio es la cocina. Nuestro campo de experimentación y laboratorio alquímico como a mí me gusta llamarlo es la cocina. Y en ella no solo hay marmitas y ollas, también hay libros, revistas, música, cuadros. Todo vale, nuestra cocina debe de ser un reflejo exterior de nosotros mismos. 

En fin practicar, no os canséis, la cocina tiene muchas satisfacciones, no limitaros. Sabed hallad vuestra satisfacción.

Ricardo




INGREDIENTES


300 gr. de calabaza

1/2 L. leche

500 gr. Harina de Repostería

1 o 2 Huevos

75 gr. Azúcar

1 sobre o 100 gr. aprox. de levadura de panadería

Aceite de Oliva virgen extra.

Canela en polvo






ELABORACIÓN



Primero se trata de cocer la calabaza, se se hace en agua habrá que escurrirla para que suelte el máximo de líquido. También ahí quien la corta en cuadrados y la cuece unos diez minutos en el microondas. Eso sí en un recipiente apto para ello. 

Aparte, en un bol se baten los huevos y el azúcar, se le añade la leche y la calabaza triturada anteriormente por la batidora, se le va añadiendo poco a poco la harina junto con la levadura. Todo muy artesanal, es fundamental disfrutar de este proceso.

Se debe dejar reposar al menos una hora la masa. Nosotros colocamos la cacerola junto a la chimenea.

La masa debe quedar blanda haciendo hebra. Se pone un recipiente en el fuego con bastante aceite, cuando este bien caliente, pero sin humear, se va cogiendo la masa con una cuchara y vertiéndola en el aceite. 

Se fríen los pabetes y se escurren en papel absorbente  y luego se rebozan con azúcar y canela.





OBSERVACIONES


Hay quien lo fríen con girasol, yo no seré quien lo recomiende. me encanta el sabor del oliva en la fritura de postres tradicionales. También hay quien recomienda cocer la calabaza el día anterior, y que vaya soltando de manera progresiva el líquido de cocción. quien la asa en leña.

Luego las formas, nos hemos decantado por formarla de manera de anillo, aunque en la Alpujarra se hacen también como buñuelos. 

Para la masa nada especial que recomendar. ¿Un poco de colorante? No verdad, mejor que sea la calabaza quien otorgue el color amarillo - naranja.

La canela que sea de calidad, que no os den gato por liebre y yo la recomendaría que no sea azucarada pues me he llevado bastante sorpresas desagradables con el producto. más vale ser nosotr@s mism@s quien mezclemos. 




1 comentario:

  1. La verdad es que no sé la receta de nuestros típicos buñuelos valencianos, pero me parece que es la tuya, Ahora todos los hacen con calabaza, pero en mi juventud eran sin calabaza y los prefiero, sobre todo si se te hacen duros, y los ablandas un día con agua-miel.

    ResponderEliminar