viernes, 12 de septiembre de 2014

George Bonsor y La Torta Inglesa






¡Quiero la Torta del Inglés!

Petición diaria de la criada de Bonsor
en la Pastelería de "La Cana"


De Carmona
(Sevilla)








Corrían los años de 1881 cuando el afamado arqueólogo inglés George Edward Bonsor (Jorge Bonsor para los lugareños), se estableció definitivamente en Carmona; profundamente impresionado por la riqueza y el estilo de vida del lugar.

Comenzó pintando acuarelas y tras una profunda experiencia al visitar una tumba romana se decidió por la investigación y la búsquedas de vestigios y tesoros ocultos bajo la tierra. Excavó y estudió tanto la Necrópolis Romana de Carmona como cualquier rastro o cobijo arqueológico de los Alcores.

Pasando allí sus días se aficionó a un fino bizcocho con Cabello de Ángel mezclado con hojaldre y recubierto de polvo de azúcar y canela, que se hacía en una humilde pastelería de la ciudad de Carmona llamada; La Cana.

Que era esta una pastelera que fabricaba pasteles típicamente moriscos como Almendrados, Biscotelas, Sultanas...






Se cuenta que Bonsor enviaba todos los días a su criada a por ese pastel sin nombre y ésta cuando llegaba a la pastelería gritaba; 


¡Quiero la Torta del inglés!


Se hizo costumbre diaria dicha petición, hasta que las dependientas de la pastelería terminaran llamándola ya por ese nombre; así con el paso del tiempo quedó bautizada oficialmente como "La Torta del Inglés".

Los surcos de canela que adornan la Torta no representan otra cosa más que la bandera de
Inglaterra.




2 comentarios: