martes, 27 de agosto de 2013

Sardinas Rellenas de Crema de Queso y Albahaca



"En tu casa no tienes Sardina 
y en la ajena pides Gallina"

Dicho Popular


De Málaga



Continúo con recetas atrasadas; esta es bastante antigua, pues la recuerdo desde hace años. Se me pidió en un hotel para aprovechar el bajo precio de las Sardinas y para intentar que no fuesen asadas por aquello del olor ya que podía molestar a los clientes. Entonces eché mano de esta receta que tuvo bastante éxito, de todas maneras tengo que probarlas rellenas de Piquillos con Jamón que se ha puesto de moda y esa receta si que no la he elaborado. 

Asequible las Sardinas aunque este año hayan subido mas de un 25% que el año pasado, pienso que sigue siendo el pez estrella andaluz. Un Jefe de cocina me dijo; "Si no fuese por su olor sería el pez más cotizado del mundo" Puede que si; ¿Ustedes que piensan?

Saludos, mañana comienza la Feria de Marchena
Así que mucho trabajo.

Ricardo.


INGREDIENTES

Sardinas limpias y descamadas.

Crema de queso

Albahaca

Sal

Huevos 

Harina de Trigo

Pan Rallado

Aceite de Oliva Virgen Extra


ELABORACIÓN


Una receta bien fácil si conseguís las sardinas limpias, descamadas  y sin espinas; sino se complicará un poco el asunto por aquello del olor y las escamas que suelen salpicar el fregadero.

Bueno se limpian, se quitan las vísceras, la cabeza y las abrimos con mucho cuidado para quitar la espina central. Lavamos bajo el agua fría y secamos.

En los supermercados las venden en bandejas perfectamente preparada para este cometido, por lo tanto comienzo la receta como si estuviesen limpias para ser rellenadas.

Sal y Pimienta blanca, por ambos lados, luego con una cuchara de café o cuchillo de untar; como mejor gustéis extendemos la crema de queso.

Desde que han salido al mercado estas maravillosas Cremas de Quesos  ya elaboradas suelo usarlas para este cometido de relleno. Prefiero las Crema de Queso manchego que ya las hay pues ofrecen un sabor más acentuado y que combina bien con el sabor fresco de la Albahaca. Eso sí, imprescindible Albahaca fresca pues la diferencia de sabor es incuestionable

Sellamos las Sardinas y pasamos para empanarlas.

Ya sabéis; Harina, Huevo batido y Pan rallado. La freímos en buen Aceite de Oliva virgen y pasamos a un plato con papel absorbente.

Acompañamos de Ensalada de Tomate. Y una salsita de Tomate especiado con algo de tropezones elevaría la receta a otro nivel sin duda alguna.


Sencilla, barata muy fácil de elaborar y para sorprender...





OBSERVACIONES

Otras posibilidades; un poco de Zumo de Limón cuando estén crudas, Jamón en el relleno, Anchoas, Cebollas confitadas...

Plato económico y de temporada, las mejores Sardinas para rellenar son las de mayor tamaño, así que si podéis seleccionarlas.





1 comentario: