lunes, 18 de febrero de 2013

Humus de Garbanzos con Comino y Aceite de Oliva




"No hay olla sin Garbanzo negro"

Anónimo


"De Málaga"





Lunes, recuperamos nuevamente la actividad cotidiana de mi Cocina Andaluza. Esta vez toca un plato cien por cien de tradición árabe. Lo tomamos en Málaga y nos gustó mucho, es un plato nuevo en nuestra gastronomía. Nuevo y a la vez muy antiguo ya que con él nos llegan reminiscencias de otros tiempos.

Muy apreciado entre el público vegetariano, compendio de aportes nutritivos; pues es de resaltar el alto componente de proteínas, almidón y lípidos. Una contribución saludable y más que necesaria para nuestro organismo.

En fin os ánimo a investigar este sencillo manjar.

Que os aproveche y buena semana.

Ricardo


INGREDIENTES

250 gr. de Garbanzos Cocidos

Un diente de Ajo picado

Una cucharada de Comino molido

Un chorreón de Zumo de Limón

Pimentón dulce

Pasta de Sésamo (Una cucharada) (Tahini) 

Medio vaso de Agua (Aprox.)

Una cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra


ELABORACIÓN

He sofrito los Ajos picados, uno o dos dientes, 

Luego le he incorporado los Garbanzos cocidos, he removido bien con mi espátula de madera y luego he pasado el contenido a un vaso de trituradora.

Añadiéndole el Zumo de Limón, la pasta de Sésamo, un par de cucharadas de Aceite de oliva y el Agua necesaria para que quedase suave y ligero; es decir condensado y sin grumos, por supuesto el punto de Sal y un poco de Pimienta negra.

Ya emplatado en el cuenco le he espolvoreado con el Comino y el Pimentón dulce (aseguraos que ambos sean de buena calidad y de excelente aroma); un poco de Sésamo para decorar, un generoso chorreón de Aceite de Oliva y a juntar con tostaditas...


OBSERVACIONES

Se suele tomar a temperatura ambiente, y según la tradición había que quitarle la piel a los garbanzos; ja,ja,ja he dicho según la tradición, no que lo hagáis. Otra cosa la pasta de sésamo o Tahini, la podéis encontrar en cualquier tienda de productos ecológicos, no es cara y útil para muchas recetas. 

Del Garbanzo que os voy a decir que no sepáis  su procedencia es incierta aunque parece que proviene del Mediterráneo Oriental; Siria, Turquía o Grecia. Expandiéndose con rapidez por todo el Mediterráneo.

En España, existen las variantes: Fardón, Puchero, Alcazaba, Bujeo, Pedrosillano, Blanco andaluz, o el de Fuentesaúco, mencionado en la obra de Cervantes.

Como curiosidad contaré sobre la simbología o relación del garbanzo con la muerte. Los griegos de época clásica comían Garbanzos en los banquetes fúnebres. En la región de Niza la tradición establece comer Garbanzos el Miércoles de Ceniza, el Viernes Santo y el Día de todos los santos. La misma tradición existe en numerosos lugares de Andalucía durante el Viernes Santo cuando se come el suculento potaje de Garbanzos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario