martes, 6 de noviembre de 2012

Coliflor Esparragada





"La coliflor no es más que una col que ha pasado por la universidad"

(Mark Twain)


De Sevilla




Voy elaborando los platos conforme van llegando, bien por los menús que elaboro diariamente, por el tiempo que dispongo o por supuesto; por lo que encuentro en el mercado y me entra por los ojos.

La cuestión que me he propuesto es la de investigar y profundizar dentro de la cultura culinaria andaluza, recuperar nuestra riqueza, dignificar nuestros platos, intentar aportar contemporaneidad y actualidad en todos ellos, sin perder su esencia.

Va siendo un otoño muy lluvioso, apenas puedo salir al campo. Hoy me han traído hinojos para el aliño de las aceitunas y me han recomendado cobre para los frutales.

Cuidarse, ver de donde venimos  nuestra raíz, sin perder de vista el horizonte. Quizás en estos momentos de incertidumbre lo que se me ocurre es volver a la tierra.

Gracias por estar por aquí.


INGREDIENTES

Una Coliflor

Cinco dientes de Ajo

Pan cortado para tostar

Pimentón

Comino

Sal

Pimienta Negra

Aceite de Oliva Virgen Extra






ELABORACIÓN


Primero se limpia la coliflor se las hojas que la envuelven.

Se lava y trocea en pequeños ramilletes parejos

Se cuece en agua y se suele tapar un con paño limpio para que cueza por igual y no asome ningún ramillete que se quede duro y ennegrecido.

De vez en cuando comprobar que estén tiernos los tallos más gruesos, así sabremos cuando se encuentran en punto de cocción.

Enfriar. (La baño en agua fría rápidamente, así no se me pasa de textura)

Aparte; en aceite de Oliva sofrío los dientes de Ajos pelados, en el mismo Aceite sacamos los dientes de ajos dorados y repetimos la operación con el pan cortado a rebanadas. Sacamos el Pan un vez frito por ambas caras y apago el fuego.

Sobre ese Aceite caliente sofrío el Pimentón con mucho cuidado que no se pase ni queme.

Se maja todo en un mortero. (Los dientes de Ajo, el Pan y el Aceite junto al Pimentón)


Aceite de Oliva en la sartén limpia y se rehoga la Coliflor, punto de Sal y Pimienta Negra. Se añade el majao y se sofríe a fuego muy lento; no importa que se deshaga la Coliflor, más bien es inevitable. La cuestión es que absorba la totalidad de sabores del majao.


OBSERVACIONES

Se suele servir junto a un Huevo frito como acompañante, admite un leve chorreón de Vinagre. He dicho leve, con mucho cuidado que os cargáis el plato como os paséis. También admite unas hojas de Laurel.
En algunos pueblos he probado el plato sin Pimentón.







1 comentario: